Categorías
arquitectura equipo fotográfico interiores

Cómo tomar fotos profesionales de interiores

Cómo tomar fotos profesionales de interiores, equipo fotográfico, configuración de cámara y revelado digital

En este post hablamos de cómo tomar fotos profesionales de interiores.

Si estás aquí espero que ya hayas planificado tu sesión fotográfica, y si todavía no lo has hecho, te invito a que leas Cómo hacer fotos de interiores de casas.

EQUIPO FOTOGRÁFICO

Hablamos de las características que debe tener tu cámara, objetivo, y trípode para conseguir fotos profesionales de interiores.

La cámara

La cámara en principio podría ser cualquiera que se pueda configurar de forma manual.

Para fotografía de interiores es conveniente que utilices una cámara full frame, bien sea réflex o sin espejo.

Cámara fotográfica
Cámara fotográfica

El motivo principal es que vas a necesitar realizar encuadres amplios, y si tu cámara tiene sensor APS-C o inferior, te va a tocar suplir la falta de amplitud con un objetivo con distancias focales menores (más angulares), por lo que la imagen final tendrá más distorsión, sobre todo en los extremos y en los elementos cercanos.

En cuanto a la resolución en Megapíxeles, prácticamente cualquier cámara de hoy en día va a ser más que suficiente, salvo que quieras hacer impresiones de gran tamaño.

Pero yo diría que el 99% de las veces las fotos son para internet, y de hecho, tendrás que reducir el tamaño de salida, para que pese poco la imagen y para que tarde lo menos posible en cargar.

Aconsejo disparar en formato RAW. Esto te permitirá revelar tus fotografías hasta límites increíbles. En cambio si disparas en JPG no tendrás tanto margen de maniobra en post.

El objetivo

En función del tipo de fotografía de interiores que vayas a realizar será más conveniente un objetivo u otro.

En fotografía inmobiliaria una distancia focal de 17 mm (para cámara con sensor full frame) es lo generalmente aceptado. Distancias focales menores (más angulares), por ejemplo 15 mm, puedan generar distorsiones no aceptables en determinados casos.

En fotografía de arquitectura o de interiores una distancia focal de 24 mm (para cámara con sensor full frame) es un estándar.

Lo ideal para este tipo de trabajo es disponer de un objetivo descentrable o tilt-shift, que nos permitirá entre otras cosas, eliminar casi por completo la distorsión, lo que reduce el trabajo posterior en postproducción.

Si lo que quieres es hacer fotografía de detalle, una distancia focal entre 50 mm y 70 mm puede ser adecuada. Recuerda abrir el diafragma para obtener los tan deseados desenfoques.

El trípode

El trípode en fotografía de interiores o de arquitectura tiene una doble función, por un lado permite hacer largas exposiciones sin que la imagen salga trepidada (sin que se mueva), y por otro sirve para hacer varias fotos con varias exposiciones distintas para poder combinarlas en postproducción.

Un error imperdonable es no disponer un un trípode confiable y robusto. Piensa en el dinero que vas a poner sobre él entre la cámara y el objetivo, antes de hacer una compra inadecuada.

Comprueba el peso máximo que soporta, incluyendo las rótulas que puedas necesitar, y comprueba la compatibilidad a nivel de conexión (tornillos) con tu cámara y con tus rótulas.

Piensa en la tranquilidad o en la inseguridad que te dará tu trípode cuando te alejes de tu cámara por ejemplo cuando estés fotografiando exteriores.

El disparador remoto

Si presionamos el disparador de nuestra cámara muy posiblemente estemos provocando algo de trepidación en la imagen final.

Para evitarlo, puedes hacer la foto utilizando un disparador remoto, puedes conectar la cámara a tu móvil para disparar desde este, o al menos, puedes poner el temporizador 10 segundos para que la cámara tenga tiempo para estabilizarse una vez presionas el botón.

LA TOMA FOTOGRÁFICA

Ya tenemos el espacio preparado, limpio y ordenado, y tenemos la cámara con su objetivo, trípode y disparador. Toca pensar en la composición.

La composición de la imagen

En este punto tenemos que pensar qué partes de nuestra imagen entran en nuestra foto final y cuáles quedarán fuera.

Y esto tiene que ver con la amplitud del encuadre, el aspecto (horizontal, vertical) y sus proporciones. Es cierto que posteriormente podremos recortar y modificar el aspecto en edición, pero será a costa de perder píxeles de la imagen original, así que mejor planificar la toma fotográfica desde el principio.

Si lo que queremos son imágenes amplias, nos colocaremos en las esquinas de la estancia a fotografiar. Esto en básicamente lo que se hace en fotografía inmobiliaria.

Si en cambio queremos recoger una vista frontal, nos colocaremos de forma perpendicular al plano del encuadre, y si disponemos de un objetivo descentrable, quizás desplacemos el mismo para conseguir el efecto deseado. Este tipo de fotografía es más común en fotografía de arquitectura e interiores.

ejemplo de cómo hacer fotos de interiores de casas
Comedor de vivienda reformada en Gandía, con suelo de parquet, mesa de madera, lámparas de techo colgantes negras, sillas modernas negras, y cuadros, con cactus decorativo, proyecto del estudio de arquitectura Grupo GPg

Líneas verticales

Es uno de los errores más graves y más comunes en fotografía de interiores. Las líneas verticales deben mantenerse verticales.

Para ello nos ayudamos con la nivelación del trípode, la nivelación digital de la cámara, y si es necesario ajustaremos en postproducción.

CONFIGURACIÓN MANUAL

Hemos comentado anteriormente la conveniencia de disponer de una cámara en la que puedas configurar la exposición de forma manual.

Si disparas en automático, automáticamente tendrás resultados dispares.

Esta configuración consiste en la combinación de tres parámetros que deberás dominar para poder enfrentarte a cualquier situación fotográfica: ISO, apertura de diafragma y velocidad de obturación.

Trataré de resumirlo de forma sencilla.

Si disparas en automático, automáticamente tendrás resultados dispares.

Manuel García

Iso

Este parámetro es fácil, cuanto más bajo menor ruido fotográfico aparecerá en tu imagen. Es muy común ISO 100, también ISO 50 en determinadas cámaras.

Tendrás que conocer cuál es el valor máximo que puedes darle a tu cámara sin que aparezca ruido significativo. Se trata de probar y comprobar.

El hecho de utilizar un trípode nos permite utilizar siempre ISOS bajos.

Apertura del diafragma

Mayores aperturas (números f bajitos) producen desenfoque. Aperturas más cerradas (números f altos) aumentan la profundidad de campo.

Las aperturas intermedias normalmente se conocen como punto dulce de un objetivo, es decir, aquellas aperturas de diafragma en las que la imagen sale más nítida.

En fotografía de interiores nos movemos entre f8 y f13, aunque es algo que depende de la técnica del fotógrafo.

Velocidad de obturación

A mayor velocidad de obturación o lo que es lo mismo menor tiempo de exposición, el sujeto fotográfico se congela.

Por el contrario a menor velocidad de obturación o mayor tiempo de exposición, el sujeto fotográfico sale movido.

De nuevo, el hecho de disponer de un trípode hará que no tengamos que preocuparnos si para exponer correctamente una escena de interior tenemos que hacer largas exposiciones.

POST PRODUCCIÓN

Ya tienes tus fotos en tu cámara y vas lanzado a verlas o editarlas en el PC.

Lo primero que deberías hacer es una copia de seguridad, a ser posible en la nube.

Revelado digital

Una vez tienes tus fotos en RAW importadas en tu programa de revelado digital preferido Lightroom o Capture One por ejemplo, podrás ajustar manualmente a tu gusto valores como: temperatura de color, contraste, saturación, altas luces y sombras, enfoque, hacer transformaciones de la imagen,…, y un largo etcétera.

revelado digital en Lightroom para aprender cómo hacer fotos de interiores de casas
Pantalla de Lightroom, revelado digital de fotografías

Si has realizado varias exposiciones para la misma toma, podrás trabajar un HDR, o mejor todavía hacer el blending de forma manual en Photoshop. Esto también te permitirá utilizar tomas con la luz de tu flash rebotado para compensar ventanales quemados, reducir las dominantes de color, y dar un aspecto más definido y contrastado a tus imágenes.

Exportación final

Ya tienes tus imágenes reveladas y listas para ser utilizadas. Pues toca pensar dónde vas a publicarlas o si vas a imprimirlas.

Si las vas a subir a internet podrías dejar la calidad al 100% en Lightroom, o al 12 (sobre 12) en Photoshop, pero deberías pensar en reducir su tamaño. Por ejemplo, algo que me funciona bien a mi es reducirlas a 1920 px de ancho. Te puedo garantizar que para internet es más que suficiente, y conseguiremos reducir su peso y el tiempo de carga, como comentamos anteriormente.

Te dejo aquí un vídeo con mi portafolio impreso:

Vídeo de mi portafolio de fotografía de arquitectura e interiores

También, puede ser conveniente incluir metadatos en tus fotografías para que se sepa quien es el autor, dónde se tomaron las imágenes o cuáles son los datos de exposición.

CONCLUSIONES

Como has podido comprobar son muchos factores a tener en cuenta a la hora de tomar fotos profesionales de interiores.

Si tienes interés, te animo a seguir aprendiendo, por mi parte iré desarrollando más a fondo alguno de los temas aquí tratados.

Si te ha gustado comparte!!! Y si quieres participar deja tu comentario!!!

Nos leemos!

Por MANUEL

Soy Manuel García, Fotógrafo de Arquitectura e Interiores y creador de Visitas Virtuales Inmersivas.
Mi objetivo es conseguir imágenes a la altura de tu trabajo.
Mi formación como ingeniero civil y mi experiencia en el sector de la construcción de casi 10 años me ayudan como fotógrafo a visualizar el espacio para obtener imágenes que se ajusten a la belleza de los proyectos en los que trabajo.
Si tienes un proyecto en mente, una promoción en marcha, una obra finalizada o un negocio que quieras mostrar con imagen profesional no dudes en contactar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *